¿Sabías que el ornitorrinco y el equidna no tienen estómago?

El ornitorrinco es uno de los animales más raros del mundo. Tiene un pico como el de un pato, una cola aplanada como la de un castor y patas palmeadas.

Los machos tienen una garra venenosa en sus patas traseras, y las hembras ponen huevos, a pesar de que es mamífero. Pero hay otras curiosidades del ornitorrinco que tal vez no sabías.

La garganta del ornitorrinco se conecta directamente a sus intestinos. No hay ningún saco en medio que secrete ácidos y enzimas disgetivas.

Dicho sencillamente, el ornitorrinco no tiene estómago, ni sus parientes más cercanos, los equidnas espinosos.

El estómago es la parte del intestino donde se realiza la parte principal de la digestión. Las glándulas en este órgano secretan enzimas conocidas como pepsinas, que descomponen las proteínas, y ácidos fuertes que ablandan los alimentos y ayudan a que las enzimas funcionen.

Así pues, el ornitorrinco y los equidnas, y algunos otros animales que carecen de estómago es porque les faltan los genes responsables de la digestión.

¿Qué opinas de estos datos curiosos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.