¿Sabías que los plátanos son curvos gracias al Sol?

Así de simple. Los plátanos que al principio crecen hacia abajo, de pronto experimentan un curioso proceso: giran hacia arriba en busca del sol. Y ¿sabías que lo hacen para sobrevivir?

Un curioso fenómeno de supervivencia

El plátano una vez que se ha alcanzado cierto desarrollo, experimenta un proceso natural llamado ‘geotropismo negativo’. Básicamente esto significa que, en lugar de crecer continuamente hacia el suelo, el plátano gira hacia el sol para conseguir luz. Tal como los girasoles buscan el sol, los plátanos también lo hacen.

¿Qué pasaría si los plátanos crecieran de lado, en línea recta? La planta perdería el equilibrio y no aguantaría el peso de la fruta. El sol es indispensable para el crecimiento de la fruta. ¿No te parece curioso?

El proceso

Los plátanos nacen de una flor en dirección al suelo.

Mientras se van desarrollando siguen en dirección al suelo.

En algún momento experimentan el geotropismo negativo, lo que significa, que buscan el sol hacia arriba, lo que los obliga a girar en sentido contrario, formando una curva.

La forma curveada del plátano le permite sobrevivir. Además la planta tiene estabilidad. Ingenioso, ¿verdad?

¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.