En un nuevo descubrimiento arqueológico fueron desenterrados 59 sarcófagos sellados y estatuillas de 2.500 años de antigüedad en la necrópolis de Saqqara en Giza.

Estos sarcófagos nunca se habían abierto desde hace 2.500 años, cuando se sepultaron. Así que abrir de uno de causó mucha curiosidad.

El sarcófago que abrieron por primera vez, lleno de decoraciones en su exterior, fue presentado ante los medios. Al abrirlo encontraron restos momificados envueltos en telas funerarias con inscripciones jeroglíficas en colores brillantes, según reportó el Daily Mail.

La mayoría de los sarcófagos tenían restos momificados de sacerdotes, altos funcionarios y personalidades prominentes del Antiguo Egipto.

Se cree que todos fueron enterrados según los rituales propios del Antiguo Egipto, lo que incluía la extracción del cerebro con un gancho de hierro.

El hallazgo fue anunciado el viernes por el Dr. Khaled El-Enany, un egiptólogo, y actual Ministro de Antigüedades y Turismo de Egipto.

Él dijo que se sentía orgulloso pues la mayoría de los descubrimientos los han hecho equipos egipcios en suelo egipcio.

Lo sorprendente es que los ataúdes hallados hasta ahora están en buenas condiciones y lucen sus colores originales.

Los sarcófagos serán llevados al Gran Museo Egipcio para exhibirse al público.

Se seguirá estudiante para conocer la historia de los sarcófagos y quienes eran. Además el Ministro de Antigüedades dijo que es muy probable que haya más sarcófagos por lo que este anuncio es el inicio de un gran descubrimiento.

¿Qué opinas?