Dos actores han demandado a CBS, luego de que en un rodaje, sus vidas corrieron peligro cuando policías los confundieron con ladrones reales y les apuntaron, y por poco los matan.

Los actores estaban grabando para la serie NCIS: Nueva Orleans. La escena consistía en un asalto de una joyería en un centro comercial. Lo que no se imaginaban es que la producción no dio aviso ni al centro comercial ni a la policía de que grabarían un asalto falso para un programa de televisión.

Cuatro hombres armados y encapuchados entraron a la joyería. Durante el «asalto» un vendedor de otro local alertó a la policía.

Inmediatamente decenas de policías llegaron fuertemente armados, y apunto de pistola les ordenaron a los «ladrones» que se sometieran y que cualquier movimiento en falso, sería fatal.

Los actores trataron de explicar que estaban rodando un escena para una serie televisiva. Pero los policías los sometieron.

Como resultado de la ‘experiencia aterradora y traumática’, dos actores, y el dueño de la joyería, están demandando a CBS por daños no especificados.

Los actores han contado que este incidente cercano a la muerte les ha traído estrés postraumático, ansiedad y otros problemas psicológicos y mentales.

Los actores y el dueño de la joyería aceptaron trabajar con NCIS creyendo que la producción daría aviso a las autoridades correspondientes del rodaje del «asalto», cosa que no hizo la producción.

El centro comercial también se vio afectado por el rumor de unos ladrones asaltaron la joyería a mano armada.

‘CBS, a fin de obtener una toma realista de «estilo guerrilla» para uno de sus programas emblemáticos, engañó al Sr. Virani, al Sr. Roublow y al Sr. LeBrun, que casi los matan», dice la demanda, según publica Daily Mail.

¿Qué opinas?