El uso de cubrebocas se ha convertido en algo tan común. De hecho, en muchos lugares es obligatorio. ¿Pero qué pasa con la gente que se niega a usarlo?

Es verdad que algunas personas rechazan hacerlo, pero hay muchos otras que sí lo hacen. Este joven recibió una propina después de negarse a atender una clienta que se negaba a llevar uno.

El joven Lenin Gutierrez, que trabaja en Starbucks en San Diego, ha recibido casi 90.000 dólares en propinas mediante GoFundMe, luego de que se negara a atender a una mujer que rechazaba utilizar un cubrebocas, que es obligatorio en la zona como medida para contener los contagios.

La historia de Lenin se hizo viral en Facebook, luego de que la clienta inconforme denunció públicamente a Lenin.

«Conoce a Lenin de Satarbucks, que se negó a servirme porque no llevo mascarilla. La próxima vez esperaré a la policía y traeré una exención médica», publicó Amber Lynn el pasado 22 de junio.

Sin embargo, la gente terminó dando la razón al joven. Ella defiende a capa y espada que es inservible y hasta dañino el uso de cubrebocas.

Matt Cowan se enteró de la noticia y quiso recompensar al chico así que comenzó una colecta llamada «Propinas para Lenin, que se enfrentó a Karen en San Diego». La meta era reunir $1.000 dólares, pero como la historia se viralizó rápidamente más de 6 mil personas aportaron con donaciones sumando casi los 90.000 dólares.

Lenin publicó un video donde explica lo que pasó y que la mujer lo insultó y le tomó la foto. Al mismo tiempo agradeció las donaciones de las personas.

¿Qué piensas de esta polémica historia?

[RT, La Vanguardia]