Biólogos descubren serpientes trepando árboles en forma de lazo

Las serpientes han aprendido a trepar postes lisos para llegar a los nidos evadiendo los obstáculos.


0
4 shares

Serpientes nocturnas han sorprendido a los investigadores pues han creado una nueva técnica para trepar árboles, algo que no se había visto antes.

Se sabe de cuatro modos de locomoción en las serpientes, rectilíneo, ondulación lateral, viento lateral y concertina. Ahora se conoce un quinto modo de locomoción llamado locomoción en forma de lazo. Literalmente la serpiente forma una lazo alrededor del tronco para ir subiendo, según ha publicado la revista Current Biology.

Las diferentes formas en que suben las serpientes los árboles. Y cómo la hace la serpiente marrón (derecha).

La serpiente marrón es una especie invasora, y se sabe que fue introducida por accidente en la isla de Guam en la década de 1940 o principios de la de 1950. Una especie se considera invasora cuando llega a un nuevo ecosistema que no puede controlarla, pues no tiene un depredador natural. Desde su llegada comenzaron a disminiuir las poblaciones de aves en los bosques de la isla de Guam, además también la flora se ha visto afectada.

Una de las aves más amenazas son los estorninos de Micronesia, y sólo dos especies aún quedan en Guam. Los biólogos han montado nidos en lo alto de postes para protegerlas de las serpientes nocturnas. Sin embargo, las serpientes han aprendido a trepar estos postes lisos para llegar a los nidos.

Fue durante una grabación, para mantener vigilados los nidos, que los biólogos notaron el nuevo modo en la que la serpiente trepa el poste. La serpiente forma un lazo y agarrándose de un punto sube poco a poco, así puede esquivar los deflectores que hay en los tubos, y que ha logrado alejar a las demás serpientes y mapaches. Sin embargo, la serpiente marrón ha aprendido a esquivar estos obstáculos gracias a este modo de locomoción en forma de lazo.

Este nuevo modo es la forma más difícil para trepar troncos. Según comentarios de los biólogos, la serpiente se cansa mucho, a veces resbala, y necesita tiempo para descansar y respirar, pero es la única forma de evitar dichos deflectores de metal. En este caso, a la serpiente le tomó 15 minutos llegar al nido.

Este nuevo descubrimiento les permite a los biólogos a conocer mejor las serpientes arborícolas, pero también saber cómo proteger a las aves.

¿Qué opinas?

[Currente Biology, Vía: Gizmodo]


Like it? Share with your friends!

0
4 shares

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Roger