«Británicos demuestran que el primer lugar siempre lo ocupa el amor de hermanos»

La competencia Mundial de Triatlón, celebrada en Cozumel, Quintana Roo, quedó marcada por el acto de bondad más emotivo por parte del britanico Alistair, que renuncio ganar para ayudar a su hermano menor y llegar juntos a la meta.

hermanos2-min

Jonathan Brownlee lideraba la prueba cuando, a 500 metros de la meta y con el título ya en el bolsillo, se desmoronó físicamente a causa de un golpe de calor cuando había liderado durante toda la prueba. Alistair, venía justo detrás y en un bonito gestó lo agarró para llevarlo hasta la línea de meta, llegando finalmente en la segunda posición tras el sudafricano Henri Schoeman.

AL cruzar la meta Jonathan cayó al suelo con una deshidratación severa, por lo que fue atendido de inmediato por el equipo médico de la prueba. Mario Mola, aprovechó la fatal situación del británico para arrebatarle el título mundial con 4.819 puntos después de nueve jornadas. Aunque reconoció que «no fue la manera en la que quería ganar el título mundial».

hermanos-min

Alistair, por su parte, resto importancia a su gesto y lamentó lo que le ocurrió a su hermano.
«Hubiera deseado que el tontorrón ese hubiera medido mejor el ritmo y cruzar la meta en primer lugar».
«Hubiera podido trotar los dos últimos kilómetros y haber ganado», concluyó.