En los últimos cinco años Ranelle King ha gastado miles de dólares en todo tipo de juguetes para su adorable conejito, pero por alguna razón, Thumper ha elegido algo mucho más sencillo: una piedra.

A los conejos les encanta tener lugares donde esconderse, pero como Thumper ha rechazado la mayoría de los túneles o juguetes que su dueña ha comprado para él, las cajas de cartón son su lugar preferido.

Thumper cuida sus cajas y cuando él no está, está acostado justo al lado de ellas, asegurándose de que nadie se las vaya a quitar. Pero sin duda, su juguete favorito es una piedra…

Todo comenzó en un día ventoso hace dos meses, cuando su dueña utilizó un par de rocas para ponerlas sobre su libro, mientras leía. Luego de un rato, se fué almorzar y cuando regresó su libro estaba cerrado y las rocas se había movido. Nuevamente colocó las rocas en el libro, entonces Thumper saltó encima y comenzó a empujar una de las rocas, volteándola y rodándola hacia su caja de cartón.

Desde ese día, no hay otra cosa que haga más feliz a Thumper que su roca

Vía: thedodo