La policía busca a un hombre que usó una caña de pescar para robar un collar colgado en un maniquí dentro de una boutique en Australia. Primero el hombre hizo un agujero en el cristal sin activar la alarma.

Luego, con una caña de pescar trató de sacar la preciada joya de Versace. Tras su intento fallido utilizó otra caña de pescar. El hombre estuvo entre dos y tres horas, pescando un collar de medusa que tanto había llamado su atención. Aunque en realidad no era tan costoso como se imaginaba, pues ronda los $800 dólares.

El dueño de la tienda se siente indignado contra lo que hizo el hombre, a la vez que reconoce su descaro y falta de temor, pues estuvo varias horas intentándolo, primero al hacer el agujero y luego con la caña de pescar. Finalmente, la policía ha dado a conocer el video para que la gente logre identificarlo y de información.

¿Qué opinas?

[ABC News]