¿Sabías que muchos animales imitan a animales venenosos para evitar ser devorados? Sin embargo, se ha descubierto por primera vez a un sapo imitando a una serpiente venenosa. Sin duda, en el reino animal vemos rarezas, cosas extrañas y misterios que nunca dejan de sorprendernos.

Si el sapo gigante congoleño (sclerophrys channingi) no tomara medidas de protección sería presa fácil de pájaros, lagartos y serpientes. Por eso, utiliza un truco muy extraño: se ‘disfraza’ y actúa como la víbora Gaboon (bitis gabonica), una de las serpientes más venenosas de África Central.

‘Extraño’ mimetismo

Muchos animales imitan a otros que son peligrosos o venenosos para confundir a sus depredadores y evitar ser devorados. Como la mariposa virrey que se parece a la mariposa monarca, que es venenosa. A este comportamiento se le llama mimetismo.

Se sabe de serpientes inofensivas que imitan a las venenosas. Sin embargo, es la primera vez que se descubre que un sapo imite a una serpiente venenosa.

El sapo, además de un parecido físico, emite un sonido como el de la serpiente

Los investigadores llevaron a cabo este estudio durante 10 años. Primero observaron que el cuerpo del sapo tiene una forma triangular similar a la de la cabeza de la víbora. Luego vieron una patrón de colores similares entre la víbora y el sapo. El sapo tiene dos manchas de color marrón oscuro y una franja que se extiende por la parte posterior.

Finalmente, cuando el sapo siente peligro, emite un ruido largo y siseante, como el que emite la víbora Gaboon antes de atacar.

Los investigadores están tan sorprendidos que dicen que el sapo es una imitación casi perfecta de la víbora.

Este sapo inofensivo ha desarrollado una técnica de supervivencia increíble, rara y curiosa. Claro, todo esto ocurre dentro de nuestro Planeta Curioso.

¿Qué opinas? 🤔🤔

[Journal of Natural History, Science Mag]