Victor Vescovo afirma haber establecido el récord del la inmersión marina más profunda de un humano. Por su parte, el director de ‘Titanic’ no está de acuerdo.

El punto más profundo del planeta es el Abismo de Challenger, en las Fosas de las Marianas, con una profundidad cercana a los 11 kilómetros en una larga fisura del Pacífico Occidental a más de 300 kilómetros de Guam. La preguna es ¿quién ha llegado hasta el fondo?

¿Quién fue el primero en llegar a este agujero negro del mar? En 1960, los oceanógrafos Don Walsh y Jacques Piccard fueron los primeros en llegar a las profundidades. Pero ahí no pararon las expediciones.

En 2012, James Cameron, explorador marino y creador de cintas como ‘Avatar’ y ‘Titanic’, se convirtió en la primera persona en llegar al Abismo Challenger en solitario, rompiendo el récord mundial de inmersión en solitario más profundo en la historia.

Recientemente, en abril de 2019, Victor Vescovo, explorador y multimillonario que ha esquiado el Polo Norte y escalado el Monte Everest, afirmó haber batido el récord de Cameron, alcanzando una profundidad de 10,927 metros (35,853 pies), o sea, 16 metros más profundo que lo que Cameron alcanzó en 2012.

Victor Vescovo

Sin embargo James Cameron no está de acuerdo con Vescovo.

Cameron lo dice por sus propias mediciones y las de un robor enviado por la Institución Oceanográfica Woods Hole en 2009. Posiblemente Vescovo halló una parte más profunda del Abimos Challeger, pero es poco probable, según dijo Andy Bowen, líder que envió el robot a The New York Times.

También no se sabe la profundidad exacta de Abismo Challenger y es difícil medir con exactitud dicen algunos oceanógrafos.

VESCOVO:

Pero Vescovo, aunque respetando a Cameron, respondió diciendo que había identificado un punto más profundo y que su expedición tenía una tecnología más nueva y más precisa que la de Cameron en ese momento. Tal vez, dijo que ambos deberían enviar sus datos a un panel de expertos para que tomen la decisión por ellos. 

James Cameron:

Conclusión:
Te dejo con las palabras de Bowen recogidas en Wired.

«Creo que si cada de una esas inmersiones alcanzó el número récord, es menos importante comparado con la idea de que los humanos han demostrado su capacidad para llegar a cualquier parte del océano con una sumergible que puede traer mejoras reales y significativas en nuestra comprensión del océano profundo».

Los humanos somos curiosos y queremos saber qué tan profundo está el Abismo de Challenger. Aún si lo supiéramos, puede que la profundidad haya variado con actividad sísmica en los últimos años, concluye Wired.

¿Qué opinas?

[New York Times]