En una entrevista de Jimmy Kimmel, publicada el 2 de abril, una extraordinaria enfermera recibió una grata sorpresa de la actriz Jennifer Aniston, quien mostró su preocupación por su estado de salud, luego de que la enfermera se contagiara con el coronavirus.

Kimball Fairbanks, una enfermera cardiovascular de St. George, Utah, fue entrevistada por Jimmy Kimmel. La joven enfermera contrajo COVID-19, por lo que ha sido aislada, ha dejado su trabajo, y no ha visto a sus hijas pequeñas.

Para su sorpresa Jennifer se unió a la videollamada. Inmediatamente, mostró su gratitud por el personal médico que está arriesgando su propia salud por atender a las personas, y describió su labor como algo ‘fenomenal’.

Luego preguntó si ya se sentía mejor. Ella respondió: «Hoy me siento mejor, desperté y decidí hoy no voy a estar enferma, así que me siento mejor».

Entonces anunció que recibiría una tarjeta de regalo por $10.000 dólares para conseguir comida, y no sólo eso, sino que cada una de sus compañeras enfermeras de su piso en el hospital recibirían tarjetas de regalo.

La gente en las redes sociales han escrito mensajes positivos sobre la labor de algunas celebridades ayudando personalmente a las personas necesitadas y no solo haciendo videos entretenidos.

Otros han escrito que estos momentos terribles han sacado lo mejor de las personas.

MIRA EL VIDEO:

¿Qué opinas?