La foca fue rescata en un estado deplorable, estaba desnutrida y tenía una enorme herida en el cuello causada por el plato volador. Las desgarradoras imagenes muestran una vez más las terribles consecuencia que sufren los animales marinos debido a la contaminación por plásticos.

Afortunadamente, esta foca del Atlántico fue rescatada a tiempo por los trabajadores de RSPCA, quienes la nombraron «Frisbee». La hembra adulta fue ingresada en el East Winch Wildlife Center de la RSPCA en septiembre donde fue tratada de una horrible y peligrosa lesión en el cuello.

Se sometió a un programa de rehabilitación de 5 meses, recibió antibióticos, analgésicos y esteroides para curar su «herida gravemente infectada» y de los 67 kg pasó a pesar 180 kg. Al encontrarse en perfectas condiciones la foca fue devuelta a su hábitat natural.

No cabe duda de que miles de especies marinas en todo el mundo han sido dañados por la basura de plástico, no solo crecen enredadas al plástico, sino también existe el peligro de ingerirlo.

Lee también: La imagen de la langosta con el logo de pepsi revela las terribles consecuencias de la contaminación en los mares

¿Qué opinas?