Las bajas temperaturas pueden transformar el paisaje en un paraíso invernal. Los lagos y ríos llegan a convertirse en hermosas pistas de hielo natural. En breve te presentamos 10 pistas de hielo naturales que seguramente te fascinaran.

No tardes mucho en visitar tu pista de hielo favorita, porque llegará la primavera y estas maravillas de invierno simplemente se desvanecerán.

Lago Vanern, Suecia

El lago Vanern es el lago más grande de Suecia y el tercero más grande de Europa, lo que significa que ofrece una gran variedad de opciones de patinaje.

Lago Minnewanka, Canadá

El lago Minnewanka es un lago glaciar situado en la zona oriental del Parque nacional Banff en la provincia de Alberta, Canadá, a unos cinco kilómetros al noreste del poblado de Banff.

Lago Louise, Canadá

El lago Louise es la joya de las Montañas Rocosas de Canadá, remata sus encantos naturales con un elaborado y brillante castillo de hielo. Sin mencionar las montañas circundantes y el glaciar Victoria.

Lago Weissensee en Austria

Ubicado el sur de Austria ofrece un entorno espacioso para un patín enérgico. Se encuentra al norte de Hermagor, y tiene una forma alargada con 11,6 km de longitud y un ancho máximo de 900 m.

Laguna de Westchester en Anchorage, Alaska

La pintoresca laguna de Anchorage se congela en invierno para proporcionar una superficie perfecta para que los lugareños y los turistas que desean patinar.

Lago de Keystone, oklahoma

El lago de Keystone es un gran atractivo para los turistas y viajeros a la Keystone , Colorado. Ofrece numerosas actividades para todas las estaciones, incluida la pesca y el canotaje en el verano. Y durante el invierno, es una de las mejores pista de patinaje sobre hielo que tiene Estados Unidos.

El lago de Joux, Suiza

En invierno se convierte en un paraíso para esquiadores nórdicos con unos 200 kilómetros de pistas preparadas en una naturaleza casi virgen. El lago suizo Joux, ubicado en las montañas del Jura, cerca de la frontera occidental del país con Francia, es la pista de patinaje libre más grande de Europa.

Lago Shichahai en Beijing, China

El famoso lago Shichahai de Beijing, también conocido como «Houhai», ofrece una experiencia única en el frío invierno, cuando el patinaje se convierte en una recreación popular. Originalmente parte del Gran Canal de la dinastía Yuan de hace 700 años, el patinaje es un respiro urbano a lo largo de un canal rodeado de templos.

Torre de Londres, Inglaterra

Patina junto a la puerta de entrada principal de una de las estructuras más emblemáticas e históricas de Inglaterra: La Torre de Londres. Realmente es espectacular patinar de noche, ya que el entorno luce precioso con la Torre iluminada.

Tignes en Francia

La pequeña estación de esquí alberga una impresionante pista de patinaje natural rodeada de picos nevados.

Lee también: Las 10 islas más bellas del mundo 2017

¿Con cuál te quedas?