Al final las autoridades egipcias abrieron el sarcófago de granito negro de 2.000 años de antigüedad que hallaron en Alejandría. Como se trataba de uno de los hallazgos arqueológicos más raros, surgieron muchas teorías de por qué algunos no querían que se abriera.

Pues bien, ¿qué hallaron? Tres momias, una de ellas aparentemente con lesiones en la cabeza. Pero no eran parte de la realeza como se especulaba.

El Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri, explicó que los restos hallados en el sarcófago no pertenecían a la dinastía ptolemaica. Se llega a esa conclusión por que hay inscripciones reconocidas o algún objeto valioso que de a entender que pertenecían a la familia real greco-romana que gobernó del 304 al 30 a. C.

La maldición del faraón. Respecto a los temores de algunos internautas de que abrir el sarcófago podría traer la maldición, Waziri comentó: «El sarcófago se abrió, pero no hemos caído en una maldición«.

«La arqueología egipcia es quizá la arqueología más sensacionalista que existe«, dijo Christopher Monroe, un arqueólogo y experto en Estudios del Cercano Oriente en Cornell. «La egiptomanía es divertida y ayuda a la economía de Egipto, pero cómo distrae de una investigación verdaderamente intersante».

https://www.planetacurioso.com/2015/09/30/10-curiosidades-que-no-sabias-del-antiguo-egipto/

Las momias serán llevadas al Museo Nacional de Alejandría para ser estudiadas, mientras que el sarcófago al Museo Militar de Egipto, señaló Mohamed Sultan, gobernador de Alejandría.

El misterio ha sido resuelto. ¿Que opinas?

[Motherboard | Vía: gizmodo]