Como si de una emergencia se tratara una mujer llamó tres veces a la policía para reclamar que un McDonald’s se había quedado sin McNuggets (palitos de pollo) y que no le sirvieron su pedido. ¿Curioso, verdad?

Latreasa Goodman, de 27 años, residente enFlorida, marcó el sábado pasado hasta tres veces el número de emergencia de la policía (911) para denunciar que un McDonald’s se había quedado sin Nuggets y no le querían devolver el dinero que había pagado por ese producto. Al parecer, Goodman dijo a la policía que compró diez piezas de la comida llamada McNugget y que una cajera, tras devolverle el cambio, le comunicó que no quedaban existencias de ese plato.

Entonces, la joven solicitó que le fuera devuelto todo su dinero, pero la cajera le indicó que eso iba contra la política de la compañía. A continuación, el gerente del restaurante de comida rápida le dijo a Goodman que podía elegir «cualquier otro plato del menú», algo que rechazó la mujer.

Una vez que llegaron los policías al lugar trataron de hacer entender a la joven que ese no era un caso de emergencia. La mujer respondió a la policía que, para ella, era una «emergencia». «Si yo hubiera sabido que no tenían Nuggets, no les hubiera dado mi dinero (…) Ellos quieren darme a cambio una hamburguesa McDoble, pero yo no quiero eso», explicó. Y seguía diciendo: «Es una emergencia».

Ante esta situación curiosa, el gerente del lugar, lamentó lo sucedido y pidió disculpas por los incovenientes, y que todo el dinero se le devolvería. Sin embargo, la mujer deberá comparecer ante un tribunal por hacer uso indebido del teléfono de emergencia de la policía.

Fuente: EFE, El Universal