Cuando Harry comenzó a comer sus palomitas de maíz, Emily no pudo resistir la tentación, mientras conversaba con uno de los asistentes, la pequeñita astutamente le quitaba palomitas.

El príncipe estaba sentado junto a la madre de Emily, Hayley Henson, en las gradas del partido entre el Reino Unido y Dinamarca en el Mattamy Athletic Center de Toronto, Canadá. Entonces se percató que Emily le esta robando palomitas y le causó muchas gracia, después comenzó a jugar con la pequeña .