Así es, los científicos del Imperial College London, en Reino Unido, han trabajado en la elaboración de un bisturí de electro cirugía, un excelente avance para el campo de la cirugía.

bisturi_iknife

¿Qué lo hace tan especial? Pues bien, hasta ahora los médicos que realizaban operaciones para extraer el cáncer tenían que asegurarse de retirar todas las células dañadas por lo que suelen sacar los tumores junto con un margen de tejido sano al no poder precisar los límites de la zona cancerígena. Pero no más, gracias al bisturí iKnife.

Este permite distinguir entre los tejidos dañados y los sanos. Muy interesante explica que el bisturí calienta el tejido al mismo tiempo que lo secciona con la máxima precisión. Al estar caliente el tejido emana un humo el cual es captado por un espectómetro que percibe la diferencia entre los químicos que salen de los tejidos cancerosos y de los tejidos sanos.

El bisturí puede detectar el tejido que esta seccionando y determinar si está sano o no. Esto debido al informe elaborado por el doctor Takats, director de la invetigación, que recopiló datos de los tejidos del cerebro, pulmón, mamas, estómago y colon de 300 pacientes con cáncer.

¿Qué te parece?