La policía del Condado de Carbon, Pensilvania, publicó una fotos en su cuenta de facebook de un intruso que se paseó en un camión de basura en busca de alimento. Se trata de un oso, que fue transportado en el camión hasta la estación de policía.

El camionero sólo condujo hasta la estación de policía en busca de ayuda.

Y es que en esta época del año, en que los osos están a punto de hibernar están tan hambrientos que buscan comida por todos lados. Pueden ingerir hasta 20.000 calorías diarias, diez veces más de lo que consumimos.

Así que las autoridades han recomendado a la población sacar la basura sólo cuando pasa el camión y no dejar comida afuera, pues los osos huelen la comida desde lejos, a una milla de distancia.

Al parecer el oso en vez de conformarse con un poco de comida, quiso llevarse toda la recompensa subiéndose al camión de basura.

[Wnep.com]