Ya sabemos que el Guepardo o Chita (Cheetah) es el animal terrestre más veloz del mundo alcanzando hasta 113 Km/h. Pero, ¿por qué son tan rápidos?

Según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos; la clave está en la energía que se necesita para acelerar.

Los animales grandes agotan el combustible que se moviliza rápidamente antes de que su cuerpo alcance la velocidad máxima posible. En teoría, los animales grandes podrían ser los más rápidos, pero la energía y el tiempo que se requieren para acelerar sus grandes cuerpos les impide alcanzar la máxima velocidad.

Los animales esbeltos y medianos están hechos para alcanzar grandes velocidades. Los cuerpos de los animales veloces, como el guepardo, evolucionaron primordialmente para cazar. Tienen el tamaño óptimo para alcanzar una velocidad máxima.

Acelerar requiere mucha energía, y los músculos solo pueden funcionar a semejante intensidad por un corto período de tiempo. Por esta razón, un elefante nunca podrá superar a una chita, ya que la energía para acelerar se le terminará antes de que pueda alcanzar su máxima velocidad.

Interesante ¿verdad? Si quieres saber más de este singular animal, aquí te dejamos 10 Curiosidades sobre el guepardo.

Vía: BBC