Un grupo de policías está investigando a un grupo de delincuentes que trafican en un local bien custodiado. Desde un coche camuflado vigilan la entrada al local. Quieren infiltrar a un grupo de policías, pero no saben la contraseña.

Para descubrir cuál es la clave, se esconden cerca de la puerta para ver qué responden quienes entran al lugar. Durante la siguiente hora ocurre lo siguiente:

– Una persona llama a la puerta. Desde el interior dicen 18, y la persona responde 9. La puerta se abre y logra entrar.

– Otra persona llama a la puerta. La voz en el interior dice 8. La persona que llamó responde 4. La puerta se abre.

Los policías sonríen pensando que tienen la contraseña. «Se trata responder la mitad del número que te dicen desde dentro», dicen.

– Llega una tercera persona. Llama a la puerta. Desde dentro dicen 14. La persona contesta 7. La puerta se abre.

«¿Lo ves?», dice un policía. Así que un policía llama a la puerta. Desde dentro dicen 0. El policía se queda parado y tras unos segundos responde 0. Entonces una ventanilla se abre, y se oye un disparo. El policía muere.

Un segundo policía lo intenta. Llama a la puerta. Desde dentro se oye 6. El policía contesta 3. La puerta no se abre y, el policía muere.

¿Cuál era la respuesta correcta?