Una familia posa de pie con mucho orgullo junto a una jirafa que acaban de herir a tiros sólo por deporte.

Turistas como éstos están pagando decenas de miles de libras para cazar legalmente jirafas, los animales más altos de la Tierra.

Muchos se llevan las cabezas de los animales a sus casa como trofeos de una «aventura» africana. El experto en Jirafas, el doctor Julian Fennessey dijo que algunos van desde Gran Bretaña, pero la gran mayoría son de América del Norte, Alemania, Rusia y Escandinavia.

«Alguno cazadores se toman fotos junto a la jirafa muerta», explica el doctor. Sin embargo, otros pagan para llevarse las cabezas como recuerdos, o tal vez deseen la piel, reporta The Sun.

Los cazadores pagan hasta $ 10.000 para las expediciones de caza de jirafa, especialmente cazan a los machos más grandes.

Ahora se piensa que están extintos en Angola, Malí y Nigeria. Sin embargo, en Sudáfrica, Namibia y Zimbabwe sigue siendo legal cazarlos.

Joe Duckworth, de la Liga Contra los Deportes Crueles, afirmó: «Es sumamente egoísta matar a estos animales«.

¿Que piensas?