El cometa Neowise fue descubierto el pasado 27 de marzo, mientras la humanidad vive sus días más difíciles a causa de la pandemia. Pero mirar al cielo y disfrutar de este espectáculo es una bendición.

Un astronauta de la NASA se asomó a la ventana de la Estación Espacial Internacional para ver la Tierra y disfrutar de un espectáculo del universo y compartirlo con nosotros.

Se trata del cometa Neowise y sus brillantes colas gemelas que se elevaron en el horizonte antes del amanecer. El astronauta contó que antes de que saliera el sol se pudo apreciar el cometa por un período corto de tiempo.

Se espera que el cometa se acerque a nuestro planeta el 23 de julio, cuando se ubique a unos 64 millones de millas de distancia, y que sea visible a simple vista en una noche despejada hasta principios de agosto.

[Science Alert]